Seleccionar página

Para continuar entregando ayuda directo al hogar de los antofagastinos afectados económicamente por la pandemia, la campaña Delivery Solidaridad recibió un aporte de 200 cajas de alimentos de la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), a través de la solidaridad de sus empresas asociadas.

Las cajas fueron recibidas en el centro de acopio que funciona en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte. Allí fue necesario del trabajo de los voluntarios para lograr acopiar esta importante donación.

Mons. Ignacio Ducasse, Arzobispo de Antofagasta, agradeció el aporte que irá en beneficio de familias pertenecientes a sectores de campamentos y poblaciones.

“Esperamos que esta donación sea un presagio de muchas otras que lleguen de otras instituciones y otras personas, a través de la cuenta corriente, en la que podamos ir depositando para invertirla en nuevas cajas para nuevas familias que tanto necesitan”, dijo Ducasse.

El gerente general de la AIA Fernando Cortez, comentó que “con el aporte de nuestras empresas socias materializamos esta donación y nos integramos a un trabajo en equipo de organizaciones de la sociedad civil, universitaria, empresarial; lideradas por el Arzobispado de Antofagasta, que estamos seguros constituirá un aporte a familias que tanto lo necesitan”. 

Centro de acopio

En el centro de acopio trabajaron voluntarios de Delivery Solidaridad, representantes de Juntas de Vecinos y de instituciones que trabajan en la campaña. Entre estas personas estuvo cargando estas cajas con alimentos, Loreto Nogales, ex alumna de la UCN y voluntaria. “Los quiero invitar a que nos puedan venir a ayudar, un granito de arena, una mano, un brazo sirve. Así que los esperamos”, invitó Nogales.

Catalina Romero, presidenta de la Junta de Vecinos de la población La Portada también hizo un llamado a colaborar: “Invito a todos a que puedan poner su granito de arena en ayuda física que se necesita en el acopio”.

La profesora de la UCN, Paula Gormaz, llamó a los funcionarios, estudiantes y docentes de la universidad a colaborar con su tiempo en este trabajo. “Son muchas las manos que necesitamos para poder hacer testimonio de nuestro amor al prójimo y de nuestro amor a Cristo. Te espero”, finalizó la docente. 

Puede transferir su aporte a Delivery Solidad en la cuenta corriente del Arzobispado de Antofagasta: Nº 00000393813-1, RUT: 81.735.100-K, Banco Santander, correo de aviso: gmocortez@iglesia.cl.

Antofagasta nos necesita, respondamos con solidaridad