Seleccionar página

Con dos meses de funcionamiento la campaña Delivery Solidaridad ha logrado entregar ayuda a cerca de 300 familias beneficiadas con cajas de alimentos durante la pandemia. Este logro es posible gracias al trabajo colaborativo que han demostrado las organizaciones involucradas, el sector productivo (pequeñas y medianas empresas) y los voluntarios que trabajan en el centro de acopio que funciona en la Universidad Católica del Norte.

En conversación con Radio Sol, Mons. Ignacio Ducasse, Arzobispo de Antofagasta, comentó que durante la cuarta semana de entregas lograron llegar a 15 nuevas familias gracias a una donación de Cuatro Vientos.

“La gente está contenta, se ha ido no con la rapidez que quisiéramos porque hay muchas campañas también que se están realizando, falta de medios, a misma cuarentena dificulta la llegada de alimentos al centro de acopio. Entonces ha sido más lento de lo que se esperaba, pero no por eso ha sido escasa la solidaridad de unos con otros”, explicó Ducasse.

El arzobispo también llamó a ser solidarios en fiestas patrias: “Creo que la solidaridad tiene que estar muy presente entre nosotros para ayudarnos mutuamente. Lo que se gastaba en la fiesta tradicional poder también, parte de ello, hacer una cooperación a esta campaña para bien de otras personas, de otras familias de la misma ciudad. Así que motivar a empresarios, a personas, a familias para que puedan cooperar y ayudarnos a ayudar”.

Y agregó que “no hemos querido poner fecha de término porque no queremos acotar la solidaridad entre las personas. Al mismo tiempo la necesidad o el motivo que llevó a iniciar esta campaña está todavía muy vigente”.

200 cajas nuevas

Las palabras del sacerdote no tardaron en causar efectos, ya que la campaña recibió 200 nuevas nuevas cajas de alimentos donadas por la Asociación de Industriales de Antofagasta. Natalia Femenías, ingeniera de proyectos del Centro de Desarrollo Empresarial de la AIA, dijo que “estas cajas van a ir destinadas a las familias que más lo necesitan en nuestra comuna. Así que también hacemos una invitación a que sigan colaborando”.

Las organizaciones que participan en Delivery Solidaridad son el Arzobispado de Antofagasta, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM),  la Fundación de Ayuda Social de Iglesias Cristianas (FASIC), el Servicio Jesuita Migrantes (SJM), la Asociación de Industriales (AIA), la Pastoral de la Universidad Católica del Norte, la Universidad Arturo Prat,  la Red de Empresas de Género, RED EG a través de su iniciativa 4 vientos y la Cruz Roja.

Eduardo Contreras, coordinador regional Acnur Antofagasta, destacó el trabajo entre las organizaciones, los socios territoriales y las empresas en esta campaña.

“Se ve que la campaña se ha ido fortaleciendo en un contexto difícil, en un contexto de pandemia, donde en Antofagasta hay cuarentena, por lo tanto cuesta la logística y, a pesar de esas dificultades naturales en un contexto como este, se ve que cada vez hay mayor involucramiento de los distintos actores que componen la sociedad antofagastina: hemos visto donaciones de clubes deportes, grupos de amigos, de colegios, de empresas grandes, empresas pequeñas y también el trabajo estratégico de la Unión Comunal (de JJVV), de los representantes de campamentos y de las parroquias”, mencionó Contreras.

Puede transferir su aporte a Delivery Solidad en la cuenta corriente del Arzobispado de Antofagasta: Nº 00000393813-1RUT: 81.735.100-K, Banco Santander, correo de aviso: gmocortez@iglesia.cl.

Antofagasta nos necesita, respondamos con solidaridad