Seleccionar página

Desde el 17 de julio la campaña que reúne a personas, comunidades, instituciones y empresas, Delivery Solidaridad, comenzó a trabajar en la entrega de cajas de alimentos e insumos para enfrentar la pandemia Covid-19 en Antofagasta hasta ahora que inicia su segunda etapa con un enfoque navideño bajo el lema: “Que la Nochebuena sea buena para todos”.

Durante cuatro meses la campaña entregó 486 cajas de alimentos (logrando ayudar 1.944 personas), 27 bidones de agua, 437 bidones de jabón, 1.000 cubre zapatos, 219 cajas mascarillas y 9.597 cubrecuerpos. Donación que se repartió entre parroquias, campamentos y juntas de vecinos, ollas comunes, el hogar de ancianos Don Orione, la Fundación Tabor y la Casa Migrante Mujeres. Recordemos que debido a la pandemia muchas personas quedaron sin trabajo, por lo que recibir este aporte solidario resultó muy importante.

El arzobispo de Antofagasta, Monseñor Ignacio Ducasse, dijo que “hace cuatro meses, cuando comenzó la campaña que denominamos Delivery Solidaridad, comprobamos una vez más, que la solidaridad es posible. Que aunando voluntades, personales, familiares e institucionales es posible construir y crecer como verdadera fraternidad y en amistad social, como lo señala el papa Francisco en su última carta encíclica: Fratelli tutti”.

Por su parte Olga Mora, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Antofagasta, manifestó que “la campaña nos ayudó como organización y a canalizar la ayuda a través de los dirigentes vecinales que hacían catastros para identificar a quiénes realmente lo necesitaban y estamos muy agradecidos que nos hayan llamado a participar en esto, porque tenemos poca participación con la ciudadanía, porque nos invisibilizaron, porque siempre aparecen otras autoridades en vez de los dirigentes vecinales”.  

La dirigenta, además, destacó la importancia de trabajar unidos en esta pandemia entre la iglesia, universidades, empresas e instituciones, ya que eso realmente se tradujo en ayuda solidaria. “Es importante acercarse a la comunidad, porque realmente la gente los necesita y así la gente no los ve tan alto como instituciones, sino que las ve más humanas”, dijo Olga Mora.

Navidad

La campaña ha funcionado entregando cajas de alimentos, principalmente, desde el centro de acopio operativo en la Universidad Católica del Norte, donde trabajaron 19 voluntarios en distintas labores.

La coordinadora del área de Vocación Social de la Pastoral UCN, Paulina González, comentó que “el apoyo de ellos (voluntarios) y el sentido de entrega ha sido fundamental, no solo por el trabajo en sí que realizan sino también porque colocan el espíritu de la campaña, reconociendo que solo podremos salir todos de esta situación si cada uno coloca lo suyo para que así sea, es el despliegue de la generosidad en su máxima expresión y el olvido del egoísmo. Contar con ellos para esta segunda parte de la campaña será muy importante”.

Esta segunda parte de la campaña, que lleva como lema “Que la Nochebuena sea buena para todos”, tendrá un enfoque navideño solidario y espera continuar ayudando a las familias de Antofagasta que aún siguen afectadas por la crisis sanitaria del Coronavirus.

Las organizaciones que participan en Delivery Solidaridad son el Arzobispado de Antofagasta, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM),  la Fundación de Ayuda Social de Iglesias Cristianas (FASIC), el Servicio Jesuita Migrantes (SJM), la Asociación de Industriales (AIA), la Pastoral de la Universidad Católica del Norte, la Universidad Arturo Prat,  la Red de Empresas de Género, RED EG a través de su iniciativa 4 vientos y la Cruz Roja.

Puede transferir su aporte a Delivery Solidaridad en la cuenta corriente del Arzobispado de Antofagasta: Nº 00000393813-1, RUT: 81.735.100-K, Banco Santander, correo de aviso: gmocortez@iglesia.cl.